colectivo de cine

colectivo de cine
colectivo de cine. Documentales- Seminarios- Producciones

domingo, 16 de octubre de 2016

Buenos Aires acoge por una semana un festival de cine migrante

Diversidad cultural, migración y Derechos Humanos son los ejes de un ciclo con 135 películas

"Fronteras Invisibles" muestra la realidad de los CIEs.

Existe una versión muy romántica acerca del significado de la bandera argentina y es aquella que la compara con el cielo e indica que todos aquellos que quepan bajo el techo eterno, son bienvenidos en estas tierras. Las guerras propias y ajenas, la conquista naval española y el avance industrial británico y la división del trabajo colmaron estas tierras de extranjeros y sus descendientes al punto que existen cientos de colectividades y según el último censo (2010) viven en Argentina 2.086.302 personas nacidas fuera, lo que representa el 4,8% de la población. No resulta extraño entonces que en Buenos Aires se realice con gran éxito el Festival Internacional de Cine Migrante (FICM). La edición de este año, la 7ª, cuenta con más de 135 películas de 50 países, que se exhibirán en 9 salas. El FICM realiza las ventanas a los festivales Internacionales, FILMADRID (España) y al Festival de Cine de Hamburgo (Alemania).
Luego de haber convocado a más de 36.400 personas en sus ediciones anteriores, el FICM se ha convertido además en un espacio de diálogo para organizaciones, instituciones y órganos de gobierno que trabajan el tema. “Tenemos un arco muy grande de películas, muchas de esas muy premiadas, como Le Bois dont les rêves sont faits, de Claire Simon, o In Jackson Heights, de Frederick Wiseman, que son los clásicos festivaleros; o películas como la sueca Fonko, de Göran Olsson, o La Permanence, de Alice Diop. No paro de sorprenderme con lo que preparamos para este año”, reconoce la directora del festival, Florencia Mazzardi. Entre los invitados internacionales resalta el austríaco Peter Schreiner quien será parte del jurado. La programación, además, cuenta con una retrospectiva con 4 de sus trabajos.
La directora nacida en Buenos Aires hace 38 años vivió mucho tiempo en Madrid y Barcelona y por causas políticas que involucraron a sus padres pasó parte de su infancia en Uruguay. “Hay algo de este proyecto que tiene que ver con una comprensión que viene de la experiencia por parte de todos los que hacemos el festival, pero más allá de eso, cuando hablamos de migración estamos hablando de traspasar una frontera que muchas veces no se circunscriben a los Estados Nación y que conforman esta dinámica de exclusión y estigmatización”, explica.


Florencia Mazzardi, directora del festival.  FICM


La presentación oficial del festival hace especial énfasis en los “nuevos paradigmas en las políticas migratorias que se están implementando en el territorio argentino”. Mazzardi explica que “Lo que ha sucedido hace 15 días con la instalación de una cárcel de migrantes es un cambio radical de una matriz muy presente en Argentina desde que se sancionó la vigente ley migratoria, que establece el derecho a migrar como un Derecho Humano”. “En este momento, pensar que con esa ley hay un espacio exclusivo para la detención de personas migrantes implica modificar algo muy claro desde el aspecto jurídico, porque convierte la posibilidad de acceder a la residencia, que en todo caso es una falta administrativa, en un delito penal”, agrega.
En relación con eso, el evento que se realiza desde el 11 de octubre y finaliza el próximo 19 tiene una sección urgente de películas que no fueron convocadas en la curaduría general sino que se venían presentando en otros espacios. “Estas cosas que veíamos con extrañeza como los centros de internamiento en España (por los CIEs) donde estuvieron personas muy allegadas a mí, ahora ocurren acá y cuando nosotros explicábamos la vigencia de la ley migratoria argentina en esos países nos decían que éramos la vanguardia del mundo”, afirma Mazzardi y finaliza: “tenemos una historia muy diferente a la realidad migratoria española, con un componente migratorio distinto y una frontera super permeable como para tener las mismas políticas”.